lunes, 27 de octubre de 2014

Pastel de Nutella

¡Hola a todos!
Como veis sigo en modo desconexión, en esta ocasión no ha sido voluntaria. Un virus ha estado atacando nuestros ordenadores en las últimas semanas, su ataque iba a todos los dispositivos que usábamos, pendrive, tarjetas de fotos etc... y debido a eso he perdido muchas fotos de recetas que tenía pensado publicar. Gracias a Dani, que ha conseguido librar a los ordenadores de este virus y a nosotros de este suplicio.
También veréis una imagen nueva en el blog, un lavado de cara que le da frescura y que, aunque quedan cosas por acabar, a mí se me hace más cómodo trabajar con este nuevo diseño, la responsable de ello y a la que le agradezco su trabajo es la bloguera y Youtuber Chicandcakes , si queréis un cambio en vuestro blog, no dudéis en contactar con ella.
Bueno y ahora vamos con lo que nos ocupa hoy en cuestión de llevarnos a la mesa, se trata de un bizcocho o pastel que contiene ese toque de Nutella que os hará ir a por otro trozo.
Personalmente me gustan los bizcochos más húmedos, pero este lo tenía pendiente y aproveché ese último resto que va quedando en el bote de la crema de cacao y así saber si lo haría de mis favoritos o no.
La receta original lleva además, avellanas, que yo he evitado poner porque a algunos en casa no les gustan.
Ingredientes:
175 g de mantequilla ablandada
175 g de azúcar (100 fructosa)
3 huevos grandes batidos
225 g de harina con levadura
2 cts de canela molida (yo sólo la punta de 1 ct)
4 cucharadas de leche
4 cucharadas de Nutella
50 g de avellanas troceadas (yo no puse)
Preparación:
Precalentar el horno a 180º.
Forrar o engrasar el molde elegido.
Unir con un robot o batidora todos los ingredientes excepto la Nutella y las avellanas.
Añadir tres cuartas partes de la masa al molde, encima poner la 4 cucharadas de la crema de cacao encima, y después añadir el resto de la masa.
Alisar la masa y adornar con las avellanas.
Hornear unos 25 minutos.

Dejar enfriar y desmoldar.
*Este cake no dura muchos días, al ser una masa seca pierde rápido su jugosidad, sin embargo puede ser apropiado para emborrachar con almíbar si se quiere conservar más tiempo.

martes, 30 de septiembre de 2014

Marmitako



Hace unos días comprando en mi pescadería habitual vi unos lomos de bonito del norte, que me empezaron a llamar sutilmente al principio y a voces en cuestión de minutos, me decían “marmitako, marmitako...”, no me pude resistir y a las dos horas ya estaban en mi mesa.
La primera vez que comí este plato, típico del país vasco, fue en San Lorenzo del Escorial, en un restaurante que ni sé si sigue existiendo, Jeromín, durante un par décadas , estuve yendo al Escorial una o dos veces al año, y cada vez que comía allí solía pedirlo.
Después volví a comerlo en Bilbao, y ya hacía mucho que no lo comía, pero esta es la primera vez que me atreví a hacerlo.
A pesar de que es una receta sencilla, imagino que en cada casa vasca se le dará su toque, como pasa con nuestro gazpacho o nuestra fritura de pescado. Pero yo he tomado la receta de algunos cocineros de toda confianza.
El resultado ha sido un guiso de pescado magnifico, espero que os guste y si aún no lo habéis hecho, adelante con él.
Ingredientes:
1 kilo aprox de lomo de bonito
1 kilo de patatas
2 ó 3 pimientos verdes
2 tomates
2 dientes de ajo
1 cebolla grande
1 litro de caldo de pescado
2 cucharadas de carne de pimiento choricero
(se puede sacar del pimiento dejándolo en remojo o comprarlo en bote que ya bien concentrado)
Aceite de oliva virgen extra
pimienta
sal
Preparación:
Calentar el aceite que cubra la cazuela y sofreir toda la verdura troceada pequeña.
Agregar las patatas peladas y troceadas y rehogar un poco, entonces añadir la sal, la carne de pimiento y la pimienta, rehogar y añadir el caldo de pescado.
Tapar y dejar cocer, depende del tipo de patata se cocinará antes o tardará más, en todo caso, unos diez minutos antes de que termine, se añade el bonito a trozos y de deja cocinar unos 5 minutos, se deja reposar y servir si se quiere con un poco de perejil picado, en mi caso no lo puse.




martes, 9 de septiembre de 2014

Flan de Calabaza y Cómo Hacer Caramelo Líquido

He dado por comenzada la temporada de recetas con todo aquello que sea de temporada, sean frutas o verduras, pienso que aprovechar lo que corresponde a cada estación es una costumbre de nuestras madres y abuelas y que a veces nos olvidamos.


He leído algunos artículos de nutricionistas acerca de este tema, y todos coinciden en que hacer esto, redunda en beneficio de nuestra salud.
Haciendo caso, la primera de la temporada será una receta con calabaza, un flan que casi te hace tocar el cielo de rico que está.
Aunque yo adoro la calabaza en cualquier receta dulce o salada, este flan puede ser unos de mis favoritos, a la hora de elegir un postre que me asegure el éxito ante los comensales.
Os dejo al final algunas de mis recetas publicadas con calabaza, todas altamente recomendadas para que las guardéis en vuestra lista de pendientes.

                                                                    
                                                                      [Flan de Calabaza]
Ingredientes:
350 g de carne de calabaza asada
400 ml de leche evaporada
150 g de azúcar o 90 g de fructosa
2 ct de maicena
4 huevos M
Para el caramelo líquido:
150 g de azúcar
50 g de agua
Preparación:
Primero haremos el caramelo, con sumo cuidado ya que esas quemaduras son muy graves.
En un cazo, se pone el agua y el azúcar, antes de calentar se remueve un poco y se pone al fuego, ya no se moverá más, hay que dejarlo que hierva hasta que el caramelo empieza a tomar un color dorado muy leve, y deje de tener una espuma blanca que tendrá al principio de la cocción.
Entonces se aparta del fuego, si lo dejamos hasta que se ponga más oscuro, corremos el riesgo de que se queme y que amargue.
Echar a un molde metálico, nunca a uno de silicona aunque sean aptos para horno, ya que la temperatura que alcanza el caramelo es tan alta que lo puede derretir.
Para hacer el flan:
asaremos la calabaza en el horno, en el mío la pongo 30 minutos a 200º.
Dejamos enfriar y sacamos toda la carne.
En una batidora o en robot, yo lo hago con thermomix, se echan; el azúcar, los huevos, la calabaza y la leche, excepto medio vaso, que reservaremos para diluir la maicena.
Batir todo y añadir el resto de la leche.
Echar esa mezcla al molde donde tenemos el caramelo, meter al horno al baño maria, esto es, introduciendo nuestro molde en un recipiente mayor con agua, que no sobrepase la mitad del recipiente donde tenemos nuestro flan.
En mi horno lo he tenido 1 hora a 175º.
Una vez acabado el tiempo, se comprueba si está hecho, pinchando con un palillo, dejar que se enfríe antes de llevar a la nevera y desmoldar cuando esté muy frío.
Ahora os toca probar y que lo disfrutéis mucho.

 Os dejo algunas recetas más con las que podréis aprovechar la temporada.
Cake de calabaza  
Crema de calabaza
Garbanzos con calabaza 




lunes, 1 de septiembre de 2014

Pirámide de Vidrio (DIY)

¡Hola a todos!
Aquí otra que vuelve de las vacaciones, tiempo de relax y también de vuelta a la normalidad después de hacer reformas en casa, que aunque sea poco, hay que ver la que se lía con poco que se haga.
Imagino que la vuelta será de la mayoría, porque no sé ni como ha ido este verano el mucho “blogueril” … toca ponerse al día!
Yo quiero dejaros hoy uno de estos DIY , hazlo tu mismo o manualidad  de toda la vida, que me dejé pendiente antes del verano, casi no encontraba las fotos de tanto que hace, de hecho voy a tener que rebuscar varias fotos de recetas pendientes, que quedaron muy ricas, y que me gustaría que probaseis.
Para hacer este diy vamos a seguir reciclando vidrio que es algo que me encanta, porque da mucho juego y sirve para multitud de usos.
Yo lo he usado para organizar algunas cosas de maquillaje, pero os puede servir para organizar el escritorio, cosas de cocina o lo que se os ocurra.
Esta idea está muy difundida tanto en Pinterest como en Youtube y aunque yo lo hice con botes, lo he visto con los vasos de 9 centímetros  de las famosas velas aromáticas americanas.
Material:
5 botes de vidrio (en mi caso, de encurtidos)
pistola de termocola
cuerda de algodón o sintética o cualquier cosa para decorar el borde.
Así lo hice:
Lavé y sequé los botes
Cuando la cola estaba caliente, fui pegando en el borde de los botes un poco de cuerda y dejé que se secara unos minutos.
Después dispuse en forma de pirámide los botes y fui uniendo con la cola, primero tres, que van abajo, encima dos y uno arriba.
Os recomiendo que pongáis bastante cola.

De esta forma tan fácil tenemos un poco más ordenado lo que sea y encima reciclamos.




viernes, 4 de julio de 2014

Rollo Con Crema Frangipane y Cerezas

Este verano se está presentado fantástico para mí, con fresco casi todos los días y unas temperaturas ideales para una persona como yo, que no soporta el calor del sur. Lo siento por los que ahora están teniendo mal tiempo para estar en julio, pero por mí, firmo así hasta octubre, que entonces volvería a firmar por lluvia y frío.
Con este panorama tan agradable, ni he metido la cubeta de la heladera en el congelador y no he dejado de usar el horno.
Este rollo que hoy os dejo es un pan discretamente dulce, con un relleno de crema frangipane clásica, con cerezas. Este relleno lo he usado en rellenos de tartas pero con chocolate, una de las favoritas en casa, os dejo la receta aquí.
Os dejaré un paso a paso de este rollo a continuación para que os animéis ha hacerlo, aunque la masa yo la hice con panificadora, lo podéis amasar a mano, no es nada complicado y el resultado, todo un espectáculo.



                                            
                                            [Rollo  Con Crema Frangipane y Cerezas]



Ingredientes:
250 ml de agua
1 huevo batido
½ ct de sal
2 cd de leche en polvo
500 g de harina blanca para pan
1 cd de azúcar (creo que dos admite)
1 sobre de levadura seca para pan
Para el relleno:
100 g de mantequilla a temperatura
100 g de azúcar ( o sustituto)
100 g de almendras molidas
½ ct de esencia de almendras (yo además añadí 1 ct de esencia de vainilla)
500 g de cerezas
Preparación:
En la cubeta de la panificadora se meten los ingredientes en ese orden y programar la opción de “masas”
Si optáis por hacerlo a mano, en un cuenco se echan los ingredientes y se mezcla todo, para después amasar en la encimera, dejar levar una hora.
Mientras, preparar la crema.
Con un robot o batidora, batir la mantequilla con el azúcar, agregar el huevo, las almendras y las esencias, hasta que quede homogéneo.
Extender la masa en la encimera y formar un rectángulo de unos 20x40 cm, creo que si yo repito haré dos, porque queda muy grande, pero eso depende del gusto de cada uno.
Esparcir la crema por la superficie de la masa dejando los bordes libres.


Añadir las cerezas a la que previamente habremos quitado el hueso y enrollar la masa, y terminar haciendo un tirabuzón.

     
Pintar la masa con leche y tapar con un film impregnado en aceite, dejar reposar hasta que leve.
Hornear 25 minutos en horno precaliente a 190º

Sacar del horno y dejar templar. Se puede comer frío o templado.




Se puede espolvorear azúcar glas y decorar con chocolate derretido