martes, 28 de julio de 2015

Nos vemos

En Septiembre


                           Con ganas

Descansada



                          Ilusionada

Renovada

                       



miércoles, 8 de julio de 2015

X-lash. pestañas más largas ¿funciona?


Cuando vi por primera vez el serum X-lash me llamó la atención porque no conocía un producto así, pero no porque yo hubiera soñado con tener pestañas de infarto, ni largas como alas. Y después fui escuchando y leyendo más de sus efectos y empecé a tener ganas de probarlo.
La suerte fue que en el segundo Meeting bloger se hizo un sorteo y me toco uno de los tres que nos enviaron.



Al principio me daba algo de temor usarlo pues tengo mucha sensibilidad en los ojos y temía que se me irritaran o que me diera alguna reacción alérgica, pero no ha sido así, al menos a mí no me ha pasado nada.
Otra de mis dudas era acerca de sus resultados, y de eso es lo que os cuento enseguida.

El producto en sí es un serum que se aplica como un delineador líquido, por encima de la línea de las pestañas superiores. Tiene un fino y largo pincel que facilita mucho la aplicación, no tiene ningún olor (al menos que yo aprecie) y se debe conservar lejos del calor, la humedad y la luz.
Tiene una duración de 12 meses unas vez abierto.
Y os preguntaréis ¿pero funciona?

Pues a pesar de mis dudas tengo que deciros que sí, que a los 5 o 6 días de ponérmelo empecé a ver ¡que tenía unas pestañas más largas!
En un par semanas habían crecido mucho y con máscara de pestañas se quedan realmente bonitas.
No esperéis de este serum que os de volumen o espesor, eso no lo hace, al menos a mí no me lo ha dado.

El inconveniente que le veo es el precio, que no es un producto económico, pero si tenemos en cuenta los resultados, es un producto que yo si recomiendo.
Así que si este verano queremos estar divinas y con las pestañas que tanto se llevan ahora no dudes en hacerte con uno.


Ya me contaréis si lo habéis probado o si tenéis algún truco o producto que sea similar.

martes, 30 de junio de 2015

Angel Food con frutos rojos sin azúcar



 Hoy despedimos el mes, otro mes que se me ha pasado rápido. No he tenido muchas ganas de publicar, he cocinado mucho he incluso hice tarta de cumpleaños que no fotografié. La cosa es que ando desganada en general.
Si este mes que viene recupero ganas y ánimo seguro que comparto más cosas, entre tanto iré pasando por aquí y por vuestros blogs a un ritmo menos continuo.
Pero hoy que tengo tiempo y ganas os voy a dejar este pastel, del cual quiero contaros que aunque tengo publicados más Angel Food, este es muy especial porque quedó tan bien que nos parece que ha sido el mejor.
La diferencia es que no está hecho con azúcar común, sino con xilitol, o azúcar de abedul, que como os conté en otra entrada, tiene un ig de 7 y cero calorías, y que no tiene nada de diferencia con el azúcar común, ni sabores raros ni nada parecido.
Si a ello añadimos que sólo lleva claras este pastel es matricula de honor para comer dulce y no engordar.
Tenía mis dudas acerca del resultado ya que no pensaba ni moler en azúcar para convertirla en polvo ni tamizarla, pero era mi prueba de fuego a tanto rito obligatorio que se lee acerca de la forma única de hacer el Angel food.
Si os hace falta un bizcocho rico y apto para diabéticos, o para comer dulce con menos calorías, este es el vuestro.


Ingredientes:
12 claras de huevo a temperatura ambiente
200 g de azúcar de abedul (xilitol)
1 ct de cremor tártaro
100 g de harina
1 cd de aroma de vainilla
Pellizco de sal


Preparación:
Preferentemente usar el molde adecuado a este pastel.
En primer lugar batir las claras a punto de nieve, añadir antes de montar el cremor tártaro.
Precalentar el horno a 180º.
Una vez que las claras estén montadas añadir la vainilla y el azúcar (ni la hice glas ni la tamicé)
Por último añadir la sal y la harina con una espátula o varilla manual, con mucho cuidado ir incorporando toda en las claras cuidando que no quede harina sin mezclarse.
Echarlo al molde que NO estará engrasado, dar unos golpecitos para quitar el aire y hornear 30- 35 minutos aproximadamente.
Para desmoldarlo hace falta que esté completamente frío, pero hay que dejarlo enfriar boca abajo sostenido en las patitas.
*Si lo haces con un molde de aro normal, debes poner un soporte en el agujero para que circule el aire.
Por último pasar un cuchillo con cuidado y desmoldar.
Se puede rellenar, cubrir con chocolate, buttercream o con lo que guste, o dejarlo sin nada y acompañar de fruta o helado.
Yo lo acompañe con frutos rojos y le va de maravilla.




domingo, 14 de junio de 2015

Tarta de patatas y cebolla




Hoy os traigo una tarta de patatas y cebolla que creo que gusta a todo el mundo, a mí me gusta casi todo lo que lleva patata y si además es horneado más a mi gusto.
Esta receta no sólo es sencilla de hacer sino que es barata y rápida, qué más se le puede pedir.
Acompañada de una ensalada como esta , quedará genial.
También se le puede añadir al relleno si os apetece, algo como tiras de bacon, jamón incluso unas anchoas.
Vamos entonces con los ingredientes que nos harán falta y con la forma de hacerlo.


Ingredientes:
Una plancha de masa quebrada
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
500 g de cebolla cortada a rodajas
2 dientes de ajo machacados
tomillo fresco o seco al gusto
700 g de patatas cortadas en rodajas gruesas
2 huevos
200 g de nata para cocinar (18% M.g.) o leche evaporada
sal y pimienta


Preparación:
Precalentar el horno a 220º.
Preparar un molde redondo y con el borde bajo, engrasarlo o dejar el papel que trae la masa para que no se pegue.
En una cacerola poner agua y sal a hervir y cocer las patatas unos 5 minutos, escurrir y reservar.
En una sartén calentar el aceite y sofreir la cebolla hasta que se caramelice, añadir después el tomillo y los ajos y cocer un par de minutos más.
Esparcir la mitas de este sofrito sobre la masa ya colocada en el molde.
Extender las patatas sobre ella, y después el resto del sofrito.
Batir los huevos con la nata, la sal y la pimienta y echarlo sobre las patatas.
Hornear durante 20 minutos. Servir templada con ensalada.



martes, 2 de junio de 2015

Tartaletas de crema de limón con frutos rojos (apto para diabéticos) Tradicional y Thermomix

La receta de hoy estoy segura de que os va a gustar mucho, sobre todo porque hay mucha gente que como yo, procura comer menos o ninguna azúcar pero no renunciamos al placer de comer dulces, y también, como pasa en mi casa, hay muchas personas diabéticas a las que les encanta comerlo y con el azúcar de abedul se puede cocinar para ellos sin problemas.
Recibí desde la empresa Sucrafor un bote del dicho azúcar de abedul, desconocía su existencia y sus propiedades, pero me ha sorprendido lo mucho que se asemeja en sabor y forma de uso al azúcar común y por otra parte lo lejos que está en cuanto a lo que no nos gusta de ella, su indice glucemico y calorías, ya que el azúcar de abedul sólo tiene 7 de ig. 
Para no aburriros os dejo el enlace a su página aquí, donde podréis conocer mucho más de lo que yo pueda contaros.


Por otro parte os cuento que la crema de limón o lemon curd que os traigo, es perfecta para rellenar bizcochos, como acompañante de yogures o frutas o para rellenar unas canastillas de cualquier tipo, yo las hice de hojaldre, pero con masa brisa o de barquillos quedará genial.
Hacer las canastillas es muy fácil, se cortan círculos y se ponen en un molde de magdalenas boca abajo, haciendo la forma redondeada, y se hornea unos diez minutos con el horno precalentado a 200º. Se dejan enfriar antes de poner el relleno.

Ingredientes para la crema de limón:
2 yemas y 1 huevo
170 g de azúcar de abedul (sucrafor)
125 g de zumo de limón
ralladura de 2 limones
60 g de mantequilla
Frutos rojos variados y al gusto

¿Cómo hacerla?
Método tradicional;
En un cazo se pone el zumo a calentar suave, mientras se baten el azúcar y los huevos y cuando esté blanquecina la mezcla, se añade al zumo junto con la ralladura, sin dejar de remover y no dejando que suba más de 80º (si no tienes termómetro, vigila que no hierva fuerte)
Se retira del fuego y se echa la mantequilla mientras se remueve hasta que quede una textura fina.
Al enfriarse se espesa, si se hierve mucho tiempo corremos el riesgo de que se convierta en un mazacote al enfriarse.
Para usarla es mejor dejar que pasen unas horas y se puede dejar en botes bien cerrados unos 10 días.
Para rellenar las cestas, meter la crema en una manga y repartir en estas, después coronamos con los frutos rojos.





Método con Thermomix:
En el vaso se echan el azúcar y los huevos y se mezclan unos segundos a vl 5.
Añadir el zumo y la ralladura y se mezcla todo durante 20 segundos a vl 5.

Bajar todos los restos de las paredes y echar la mantequilla, programar 6 minutos a temperatura 80º.