lunes, 2 de mayo de 2016

¿Hacemos Pizza? Hoy de ternera y pimientos

Recuerdo cuando probé la pizza por primera vez. Fue en los `80 en una baguetteria, que despuntaba en eso de las “cosas nuevas” que los jóvenes comíamos en nuestras salidas, también hacían allí unos sándwiches de pollo tan ricos que no los he comido igual nunca más desde que cerró, o quizás, lo tenga todo muy idealizado, como esa década en general.


Conozco a muy poca gente, creo que a nadie, a quien no le gusten, sé que la mayoría de la veces preferimos comprarla o encargarla en restaurantes especializados, pero sinceramente, las pizzas que se hacen en casa son tan sencillas y tan ricas que se nota la diferencia.

Dejo los ingredientes de los cuales a mi me salen dos pizzas grandes o una cuadrada con la medida de la bandeja del horno, si quieres hacerla más pequeña sólo reduce a la mitad las cantidades.


Ingredientes:
Para la masa;
450 g de harina
200 ml de agua
50 g de aceite de oliva
1 sobre de levadura seca de panadería
1 ct de sal


Para el relleno;
300 g de carne de ternera picada
2 pimientos verdes
1 diente de ajo
media cebolla
tomate frito
medio vaso de vino blanco
1 cd de aceite de oliva virgen
queso emmental rallado al gusto

Preparación:
En un vaso se pone un poco de agua a templar, se echa la levadura y se deshace.
En un bol se echan el resto del agua templada y el aceite y el agua de la levadura.
Se añade la harina con la sal, poco a poco y se va mezclando con una paleta o utensilio al uso.
Cuando está un poco unido se vuelca todo en la encimera y se comienza a amasar.
Estará lista cuando no se nos pegue a las manos, se deja reposar tapada con un paño o fil con aceite una media hora.
Mientras pon en una sartén el ajo picado con el aceite, sofreimos un poco y se añade la carne y se rehoga unos minutos, añadir sal y el vino, dejar cocer hasta que se consuma y quede la carne seca y suelta.

Divide la masa en dos, amasa con el rodillo y da la forma deseada.
Pon encima, el tomate frito, un poco del queso, los pimientos y cebolla en aros, encima la carne y más queso.
Precalienta el horno a 220º-230º y hornea unos 15 minutos.

*Añade orégano si quieres.





miércoles, 20 de abril de 2016

Ensalada rápida de esparragos


Mi propuesta de hoy es una ensalada que se hace en un momento.
Como estamos en este mes de abril  tan particular, que lo mismo llevamos manga corta y ganas de playa, que nos levantamos con un día como el de hoy, lloviendo, tronando y con frío, tanto, que esta mañana no se sabía si había que poner el árbol de navidad y hacer roscón o si salir a la calle por si a la primavera le daba por aparecer.
De todas formas se sabe que abril, es esto, y a mí se me está haciendo pesadito.

Pues como digo, esta ensalada se hace en un momento, y a mí me ha encantado, y además admite todo lo que se te ocurra.


Ingredientes:
Un bote de espárragos blancos
Un puñado de tomates cherry
Una cebolleta fresca
un puñado de pepinillos
aceite de oliva virgen extra
un diente de ajo
vinagre 
sal 


Preparación:
En primer lugar ponemos los espárragos en una fuente, picamos el ajo y lo ponemos en un vaso con el aceite, vinagre y sal, remover.
Picamos la cebolla, los tomates por la mitad y los pepinillos igual.
Disponemos todo en la fuente y se aliña con la vinagreta de ajo.

 

martes, 12 de abril de 2016

Brioche de queso y miel en panificadora

La receta que os traigo hoy es para hacer con máquina panificadora, pero no creo que sea complicado hacerlo sin ella. Claro que al no haberlo probado no os puedo decir con seguridad.


Pero aprovecho esta receta para animar a todo el que no tenga una máquina para hacer pan, a que se haga con ella, bajo mi punto de vista y mi experiencia, es una buena, no, una estupenda inversión.
Que no sólo hacemos pan con ella, sino que se pueden hacer desde bizcochos, masas, mermeladas ...y hasta hay quien se anima con recetas de otro tipo.
Vamos que aunque parezca que yo vendo panificadoras, ¡nada más lejos! Solo que sé de buena tinta que tengo algún lector asiduo que duda todavía si comprarla o no. Pues a por ella.

Y de este pan brioche os puedo contar que está muy rico. Algunas mañanas lo he tomado a rebanadas, tostadito y untando mermelada, otro día con tortilla de claras y pimientos asados y otro día con paté.
Sea como sea me ha parecido delicioso, la textura de brioche y de pan suave es para no parar.

Ingredientes:
550 g de harina
300 g de queso de untar
150 g de leche templada
1 huevo
80 g de miel
1/2 ct de sal
1 sobre de levadura seca


Preparación:
En la cubeta de panificadora, iremos poniendo los ingredientes por este orden:
Leche- queso- huevo- miel- harina- sal- levadura
Seleccionamos el  programa de pan  dulce.
Una vez terminado se saca y de deja enfriar.




martes, 5 de abril de 2016

Hummus de pimiento asado

En mi casa nos gusta mucho el hummus, y a mí en especial me encanta desayunar de vez en cuando unas tostadas con él, pero pocas veces lo compro, lo normal es que lo haga yo.
He hecho algunas versiones con diferentes ingredientes,  que no he publicado porque simplemente se acaba antes de hacer fotos, pero esta vez no he querido que se me pase la oportunidad de compartirlo.


Para que el hummus quede lo más bueno y auténtico posible, yo uso pasta de sésamo, no sé si la venden algún supermercado, pero yo la compro en el mismo sitio donde compro la henna, una tienda que empezó siendo una  carnicería marroquí, pero que cada vez parece más un supermercado.

Y como digo, esta versión de Hummus está muy rica, untado en el pan, acompañando una ensalada o como dice mi hija "para sustituir al tomate o el ketchup" ya que no puede comerlo por sus alergias.

Sea como sea te invito a que lo pruebes y de verdad espero que te guste.

Ingredientes:
1 pimiento rojo de asar
500 g de garbanzos cocidos
50 g de cebolla
1 diente de ajo
la punta de una ct de comino molido
3 cucharadas de pasta de sésamo
zumo de medio limón
3 cucharadas de AOVE
sal



Preparación:
Lo primero que haremos es asar el pimiento en el horno, limpiarlo y aliñarlo con la cebolla, sal y un poco de aceite de oliva virgen, si quieres un poco de vinagre.
Si lo preparas unas horas o incluso el día antes mejor, así toma más el aliño.
Cuece los garbanzos,con sal y el comino,  que previamente habrán estado en remojo al menos 12 horas, pero si quieres usar cocidos de bote, no hay problema. Si los cueces, guarda un poco del agua de la cocción.
En una batidora potente o robot (yo lo hago en thx) pon los garbanzos, la ensalada de pimientos. la pasta de sésamo, ajo, zumo de limón sal y el aceite.
Bate subiendo la potencia poco a poco, si es en thx, sube hasta 10.
Si la textura que resulte es muy espesa, puedes añadir un poco del agua de la cocción.
Si quieres puedes añadir un poco de pimentón al servirlo.



miércoles, 30 de marzo de 2016

Cómo teñirse con henna y sus beneficios

Hace tiempo algunas seguidoras me habían pedido que escribiera un post explicando cómo me tiño con la henna, por fin me he decidido y te cuento todo lo que yo sé y mi forma de aplicarla.

Para empezar te diré que llevo unos cinco años usándola después de sufrir varios episodios de alergia a los tintes convencionales. El medico de dijo que no podría volver a teñirme y que era peligroso, así que me decidí por ella.


La henna es un tinte que se hace con la hoja seca del Lawsonia Inermis, un arbusto que se cultiva en algunas regiones Asiáticas, Oriente Medio y Norte de África,
Hay mucha gente que piensa que es complicado teñirse con henna, y para nada, el inconveniente es que hace falta tenerla unas horas para que tome el color bien y si se trata de cubrir canas, con más razón.

Pero si se trata de ventajas, te puedo decir que son muchas, la primera es que al ser natural no le estás metiendo al cuerpo toda la química de los tintes tradicionales
Además la henna provoca un aumento de la calidad del cabello, lo vuelve más fuerte, brillante, frena la caída y también previene las descamaciones del cuero cabelludo.



Existen en el mercado muchos tipos de henna, algunos que te indican un color concreto, yo no uso ese tipo ya que el que indica que tiñe en color oscuro contiene parafenilendiamina, que es a lo que soy alérgica.
Por lo tanto yo compro la henna 100% natural, y por eso el color de base influye en el resultado, quiero decir con esto, que si tienes tinte como base, el color no será el mismo que al teñirse sobre cabello natural o sobre cabello con canas, pero con el uso continuado tu color de pelo se ira adaptando y verás como el cabello gana en salud.


Para que veas lo sencillo que es prepararla te dejo con un paso a paso de cómo lo hago yo, y al final te dejo algunas otras ideas o formas que se suelen usar también.

Yo tengo dos formas, una de ellas es con té y la otra con zumo de limón. La diferencia entre ellas es muy poca, y el uso de una u otra es simplemente porque no haya tenido limón y he recurrido al té, como te digo hay muchas formas de prepararla.

Preparación:
Con té:


*Infusiona dos cucharadas de té rojo o negro, yo aquí lo hice con un té de cáñamo que no me gusta el sabor y lo dejé para esto.

*Prepara un bol de plástico
*Echa la henna en el bol y añade poco a poco el agua infusionada y remueve, cuando la henna tome una consistencia parecida a un yogur la dejas reposar una media hora.


Con limón:
*Echa la henna en el bol



*Añade zumo de limón mientras remueves
*Cuando la mezcla tenga la consistencia parecida aun yogur deja reposar una media hora.


Tanto si la preparas de una u otra forma, continua con estos pasos:
después de reposar, puedes añadir tu mascarilla, o si tienes el pelo muy seco, suavizante del cabello o incluso una cucharada de aceite de oliva.


Será buen momento para incluir esos tratamientos, ya que las horas que pararás con la henna puesta son las mismas que tu mascarilla u otros estarán haciendo su efecto.

*NOTA
Aunque hay quien dice que no se debe remover con utensilios de metal, yo me he saltado muchas veces ese “purismo” y he usado metal, no he notado ninguna alteración en la preparación ni en el resultado del color.

Aplicación:
A diferencia de los tintes convencionales, la henna se aplica con el pelo limpio.
Prepara unos guantes, papel film y toalla para cubrirte que no te importe que se manche.

Comienza haciendo particiones en el pelo y con las manos (yo no lo hago con brocha) ve poniendo henna sobre el pelo desde la raíz hasta la punta hasta cubrir todo.
Una vez bien repartida, envuelve la cabeza con el papel film y da un poco de calor con el secador, eso lo puedes hacer cada media hora, o tres cuartos de hora si quieres.
Cuando hayan pasado entre tres y cuatro horas, ya puedes lavarte el pelo.
Para quitarte correctamente la henna, lo mejor es que te echas agua hasta que no notes pegotes de masa en la cabeza, después haz un par de lavados con el champú.
Durante los siguientes lavados notarás que sigue saliendo algo de henna, y notarás también que el color va cambiando y que el pelo brilla a media que pasan los días.
El uso de la henna como método de teñido, es efectivo, si tienes canas, quizás necesites varias aplicaciones hasta conseguir un color que te guste, pero cubrirlas las cubre desde la primera vez.
La duración de el efecto de teñido es mucha, de hecho a mí sólo por la raíz cuando me crece el pelo es cuando se me nota la diferencia, pero eso pasa con todos los tintes.
*Hay otras formas de preparación que te dejo aquí aunque no he probado yo, sí me lo han comentado algunas personas:

-Con cacao
- Con cascaras de granada infusionadas
- Con agua sola
- Con agua con tinto