jueves, 16 de abril de 2015

Mis técnicas para preparar comida, segunda parte (food prepping)


En esta segunda entrada acerca de cómo preparo comidas para varios días, voy a daros algunas ideas más, con la intención no de que lo hagáis tal cual (que si os viene bien, adelante) sino más bien para despertar vuestras propias ideas y para ayudar a quienes les falten.
Normalmente comienzo con cosas dulces, y postres;

Mientras los preparo, tengo una olla haciendo caldo, aquí le llamamos puchero, de esos congelo la tira...como bien dije mi amiga Nuria.
*Lo que suelo hacer es poner el Thermomix y panificadora a funcionar con lo dulce, mientras, voy organizando verduras o carne para cocinar después.


*El arroz conleche lo hago en  el Thx y un pan dulce en la pani (si vas a hacer pan, empieza por los panes dulces, se hacen antes y tendrás la máquina libre para pan normal, por ejemplo como estos:
Pan de piñay jengibre  o este pan de avellanas 

*Suelo poner la yogurtera también con los yogures sin lactosa para mi hija. Si no tienes yogurtera, aprovecha y haz flanes o gelatinas en un cazo, en eso no se tarda nada y tendrás postres caseros para varias veces. 
*Enciendo el horno y pongo a asar, patatas, calabaza, pimientos... todo ellos me servirá de guarnición para carne o pescado. Las patatas las uso hasta en dos días como máximo, pero el resto de verduras se puede congelar.
*Mi Thermomix ya habrá acabado con el arroz y entonces voy con un par de cremas que también congelan bien, suelo hacer la de calabaza y la de guisantes 
*Hago estas pechugas de pollo para acompañar el cous cous o las patatas asadas.
*En el horno meto muslos de pollo, por ejemplo así y después los congelo por separado.


*En cuanto termina mi puchero, pongo la olla de nuevo para hacer carne mechada. También os dejo la receta de cómo la hago al horno, creo que os debo otra en olla rápida. La carne se puede congelar en dos partes, y en botes de cristal congelo la salsa.
*Antes de reducir la salsa de esta carne, saco un bote de la misma, a mi marido le encanta comer arroz con esa salsa y después el resto lo reduzco.
*Otra cosa que hago es un pastel vegetal, algunas noches no apetece cocinar verdad? pues este está muy bien para tirar de él, un trozo acompañado de ensalada y una fruta, está perfecto para una cena.

*Con la carne del puchero hago croquetas, aunque no me dé tiempo para formarlas, al menos la masa se queda hecha.
*El caldo lo congelo en unos recipientes pequeños que dan justo para una taza, así sé cuentos tengo que descongelar cada vez, y si a alguien le apetece un caldito, lo tengo racionado en por taza.
*Los garbanzos los saco y los dejo preparados para guarnición del cous cous o para ropa vieja.
*Lentejas, sí también las tengo preparadas y congeladitas, quieran o no lentejas siempre hay.



Creo que con esto es suficiente para daros ideas, recordar las que se olviden o revivir las ganas de cocinar para muchos días, mucha gente o para unos mismo.
Hay unos puntos negativos que creo que son los que nos frenan para llevar a cabo un día de “food prepping” las horas que hay que estar ahí, que terminas molida de las piernas y que después hay mucho que limpiar. Pero si se piensa en el tiempo que se gana, todo merece la pena.
Ya veis no he tardado mucho en hacer el segundo, que sé que algunas lo esperaban.
                                               Y tú ¿como organizas un día de cocinar?



lunes, 13 de abril de 2015

Mis técnicas para preparar comida, primera parte (food prepping)

Hace tiempo que quería hacer este post, pero no encontraba el momento, en los últimos días una amiga que sabía que lo tenía pendiente, me dijo que lo publicara pronto, que le “hacía falta” así que vamos con él, espero que os sirva a muchos de aquellos que me seguís o leéis.
El concepto de “food prepping” (preparando comida) que tan de moda está en EEUU es tan antiguo para algunos que ni se sabe, para otros es todo un descubrimiento y yo creo que en estos tiempos es además, una necesidad.
Objetivos fundamentales para practicarlo pueden ser el poder disponer de más tiempo libre, ahorrar energía, evitar la improvisación o conseguir llevar a cabo una dieta equilibrada.
Es cierto que mucha gente anda liada y agobiada con su falta de tiempo, yo misma ando a veces así, pero más bien lo que nos pasa en realidad es falta de organización.
Seguro que lo que yo puedo aportar en esta entrada es sólo una parte de lo que se puede hacer en realidad, pero eso va a depender de vuestra habilidad, capacidad organizativa y concentración para el día “D” ( ese en el que no saldréis de la cocina)
Voy a compartir algunas de mis ideas, mi técnica y unos tips fundamentales para que todo marche sobre ruedas.



                                    
                                                          ¿Cómo llevo a cabo mi “food prepping”?
*El día “D” (puede ser la tarde o la mañana, depende para cuántos se cocine) procuro estar desconectado/da del resto de tareas.
*Preveo los menús con antelación y tengo en cuenta cosas tales como; qué cosas no les gustan a algunos, en ese caso preparo una ración de menos, qué alimentos son factibles de poder ser congelados y cuáles no...etc.
*Para ello me ayudo de mis libros de cocina, recetas pendientes de otros blogs y no olvido las recetas básicas que nos funcionan en casa.
*Lo siguiente que hago es disponer de tuppers de un tamaño adecuado para raciones individuales, ni tan grandes que no entren en el congelador ni tan pequeños que nos quedemos con hambre.
También tengo previstas bolsas de congelación de diferentes tamaños.
*Como voy a usar el horno bastante, tengo previsto papel sulforizado o un silpat, también tengo previstos diferentes tamaños de cacharros aptos para el horno.
*En mi caso, organizo teniendo en cuenta los medios de que dispongo, Thermomix, olla rápida, panificadora, cacerolas, horno, cocción al vapor...en tu caso aprovecha al máximo lo que tengas, seguro que usarás algo que tenías olvidado.
*Si voy a cocinar algún postre o dulce que necesita horno lo hago antes que nada, para que no tome olores de asados o verduras.
*Si hago algunas recetas con patatas sean asadas, rellenas o guisadas, eso será lo que comeremos antes, ya que no se congelan. Asadas en el horno, incluso con más verdura, se mantienen en el frigo perfectamente dos días, bien tapadas, yo es lo que consumo al día siguiente.
*Los guisos de legumbres, pescados o carnes se congelan y se pueden sacar un día antes y descongelar en la nevera (yo también lo hago en microondas)
*Hago bases de sofritos para paellas o guiso de arroz, congelo y el día que lo vamos a comer, añado el arroz.
* Las lechugas, col, zanahorias rallada... se pueden dejar cortadas, lavadas y bien secas, metidas en bolsas de congelación se mantienen en la nevera en la zona de verduras, así algunos días no hay que entretenerse en cortar nada.
*Cuezo cous cous y lo dejo preparado para acompañar pollo o para hacer tabulé.
*Aprovecho para tener la panificadora funcionando haciendo pan.
*Para tener postres que me duren sin que pierdan sabor, uso mucho bote de cristal con su tapa, los reciclo de las mermeladas o encurtidos. De esta forma el arroz con leche o las natillas se quedan bien unos días y nada más que hay que “echar mano”.

En un segundo post os dejaré algunas ideas más y algunas recetas.




miércoles, 8 de abril de 2015

Copa de chantilly de chocolate


Como ya sabéis a veces nos ponemos a complicarnos la vida con algunas recetas de postres, a mí me pasa. Pero otras, tengo esos momentos en los que no me puedo complicar por falta de ganas o de tiempo y he aquí, aparece esta chantilly en mi memoria y me pongo a ello.
Este postre no se tarda nada en hacer, ni siquiera lleva muchos ingredientes, el único requisito es que esté muy fría la nata, como siempre que hay que montarla.
Además admite diferentes sabores, sólo hay que añadir un poco de esencia al gusto o unas gotas de licor después de montarla.
Yo le he puesto unas fresas y nueces, ese “crunch-crunch” lo hacen súper rico, un resultado total.
Si os animáis a probar os daréis cuenta de lo fácil que es darse un capricho. No hay excusas, postre rápido y exquisito.

Ingredientes:
200 ml de nata con 35% Mg como mínimo
50 g de cacao desgrasado en polvo
100 g de azúcar o fructosa
Un puñado de nueces
4 ó 5 fresones 




Preparación:
Lo más importante a la hora de hacer este postre es tener la nata muy fría, yo además meto las varillas y en recipiente donde las voy a montar en el congelador.
Montar la nata y añadir el azúcar, después con cuidado echar el cacao y seguir montando hasta que se una todo bien.
Enfriar en la nevera al menos 30 minutos antes de consumir, así tomara cuerpo.
Añadir las nueces y las fresas antes de servir, así no se humedece la nata ni se reblandecen las nueces.
¡Disfrutad!





miércoles, 25 de marzo de 2015

bizcocho al licor con chocolate y coco


Hoy vengo con algo que a los que les guste el coco, les va a gustar, y a los que no les guste lo siento , porque este bizcocho sabe a coco mucho.
El fin de semana tenía ganas de improvisar algo nuevo, vi un paquete de coco en la despensa y me puse a ello. El resultado es espectacular, espero que lo hagáis y ya me diréis que os parece.
Os recomiendo que montéis las claras aparte, en otras masa no hace falta, pero en esta es mejor ya que sube mucho más. Si lo van a comer niños, podéis cambiar el licor por uno sin alcohol o por más  zumo de naranja.

Vamos con los ingredientes:
4 huevos L
70 g de mantequilla
150 g de chocolate 70%
150 g de coco rallado
100 g de harina
100 g de fructosa (o azúcar)
100 g de Licor al gusto (yo Crema de Alba)
Zumo de una naranja
Un sobre de levadura química


Preparación:
Precalentar el horno, 180º.
Montar las claras a punto de nieve.
Unir la harina, coco y levadura en un bol y reservar.
Derretir el chocolate junto a la mantequilla en el microondas o al baño maría, eso a vuestro gusto.
Batir las yemas con el azúcar, añadir el licor y el zumo.
Unir las claras con cuidado para que se bajen lo menos posible.
Con una espátula se va añadiendo los ingredientes secos y se pasa todo al molde engrasado.
Hornear 30 minutos aprox.
Decorar con chocolate y almendras o con azúcar glas, a vuestro gusto.
Disfrutad.






domingo, 22 de marzo de 2015

champú seco, tres marcas a examen


Últimamente el champú seco se ha convertido en un aliado en días concretos, eso en los que sales corriendo y no tienes el pelo como quieres y te falta el tiempo. También para los que hacemos deporte y no queremos lavarnos el pelo a diario, o para cuando sales de viaje y el cambio de clima o la humedad hace que a pesar de tener el pelo limpio, no lo parezca.
Sea como sea, hoy os voy a contar mi experiencia con tres marcas que he probado a conciencia para poder daros una opinión lo más productiva posible y que os ayude a decidiros en el caso de que lo vayáis a comprar.
Antes de nada tengo que deciros qué tipo de cabello tengo, ya que no puede ser el mismo resultado en cada tipo y depende de cómo sea el vuestro puede ser el efecto. Yo tengo cabello graso, con facilidad para ensuciarse con el ambiente húmedo, teñido sin químicos (con henna)


El primero del que os hablo es del champù seco de la marca Schwarzkopf, este me lo dieron en el encuentro Meeting blogger, este promete 24 horas de efecto anti-grasa, brillo y volumen y un día extra de frescor.
La forma de aplicarlo, es sobre todo el cuero cabelludo pulverizando a distancia, en el cabello no deja residuo blanco, y se puede cepillar al instante.
¿Cómo me ha funcionado a mí?
Al aplicarlo da una sensación agradable de frescor, incluso puede parecer mojado, al no dejar restos blancos, se cepilla y no quedan residuos, me da volumen y parece que me lo haya lavado.
Lo negativo es que en mí no dura esa sensación más que unas pocas horas, muy pocas, si me lo pongo por la mañana, por la tarde ha desaparecido su efecto.
Creo que para un cabello seco, puede ser perfecto, pero para mí, a pesar de que pone que es para cabello con tendencia grasa, no me termina de gustar, pero creo que es un buen producto.



En segundo lugar os hablo del de la marca Batiste, lo compré en perfumerías primor, hay para diferentes tipo de cabello y lo mismo que el anterior, se aplica de la misma forma, con la diferencia de que este sí deja al instante residuo blanco, como un polvito, que se elimina fácilmente al cepillar.
No promete nada en cuanto a horas de limpieza ni nada parecido.
¿Cómo de ha funcionado a mí?
Al aplicarlo no da sensación de mojado, como me pasa con el anterior, hay que esperar dos minutos y se cepilla, me proporciona al instante mucho volumen, me puedo pasar la plancha en el momento y no se baja. Durante horas perdura el efecto e incluso tengo la sensación de que puede aguantarme un día más. Para mi tipo de pelo no está nada mal, y dado que no es un champú caro y que se puede encontrar en dos tamaños (el pequeño perfecto para el gym) es un champú seco que me gusta bastante y seguro que seguiré comprando.


En tercer lugar os hablo de la marca Klorane, este también lo obtuvimos gracias a Farmapolo en el Meeting, es un champú que se aplica de la misma forma que el anterior, esperando dos minutos y cepillando se elimina fácilmente cualquier resto.
¿Cómo me ha funcionado a mí?
Podría deciros que es el que me gusta más, aunque también es el más caro de los tres. Con este he notado que al día siguiente mi pelo sigue estando limpio, no ha perdido volumen y me mantiene el peinado. Creo que para cualquier tipo de cabello puede ser efectivo, pero en mí caso y con el problema de pelo con tendencia a engrasarse es genial.
En resumen, con el que repetiré con seguridad es con el de Batiste por ser efectivo en mí y tener un precio asequible, pero sin duda que mi favorito es klorane.
Contadme, si os apetece, si usáis este tipo de producto y cual es vuestra experiencia, yo espero haberos ayudado con la mía.