martes, 11 de diciembre de 2012

Torta Alemana


Estamos llegando a los últimos días del año, en nada estaremos en la segunda quincena y llegan esos momentos de hacer memoria y si hemos hecho todo aquello que nos propusimos. Recordando algunas de esas cosas, me acordé de que muchas recetas de " Ramillete " se me han vuelto a quedar sin hacer, y estando pensando en ello, me pidió mi hija D alguna receta del libro, lo malo es que me cuesta decidir, porque todo me parece interesante. Hay muchas recetas que  veo en  blogs y aunque  parecen algo nuevo, descubro qué, curiosamente  este recetario tan bueno ¡las tiene!
Me llamó la atención esta torta Alemana, no sé nada de su origen, ni por qué se llama así, lo que sí os digo es que si os gustan las tortas os animéis a probar esta.


Ingredientes:
500 g de harina repostería
200 g de azúcar
4 huevos
100 g de mantequilla fundida
100 g de leche (yo he puesto 200)
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de cremor tártaro
1 cucharada de ron (yo unas gotas de esencia de ron)
un poco de pan rallado
ralladura de limón


Preparación:
En una batidora o robot ponemos la leche, el azúcar después la harina, el cremor tártaro, el bicarbonato el ron y la ralladura de limón, mientras batimos.
Entonces se añade la mantequilla y se bate muy bien, después se añaden las yemas y por último las claras montadas a punto de nieve. Se bate otro rato hasta quedar muy bien mezclada la masa.
En un molde bajo o cuadrado (tipo tartera) ponemos mantequilla para engrasarlo y el pan rallado sustituyendo a la harina que en otras recetas ponemos.
Volcamos la masa en el molde sin llenarlo, y se cuece en el horno precalentado a fuego medio. El tiempo de cocción debe ser vigilado teniendo en cuenta que cuando  la pasta se abra, le restan unos minutos. Para comprobar que está hecho usar el método del palillo, pero tened en cuenta que al ser una torta y no un bizcocho, no sólo debe salir limpio, sino que la costra de arriba debe estar abierta como os explico y se ve en las fotos.
Que os salga rica!






11 comentarios:

  1. Una receta que no conocía pero que pienso hacer pronto. Tiene una pinta deliciosa.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Una receta muy interesante, con una pinta estupenda y siempre será mejor esta torta alemana que una que te de la Merkel.
    Te ha quedado genial.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, sin duda, ya estamos bien abofeteados ;P

      Eliminar
  3. Gostei dessa torta deve ser uma delicia.
    bjs

    ResponderEliminar
  4. Carmen pues tiene muy buena pinta ...besos

    ResponderEliminar
  5. Carmen es una torta de lujo, me ha encantado, sobretodo la miga que tiene, es una pasada

    ResponderEliminar
  6. hola guapaaa :) Carmen, ramillete ya lo quisiera yo pa mi :) esta receta me ha gustado mucho, tengo ganas de coger apuntes de mi madre y hacer esas rectas que la enseñaban hace 50 años!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes eso de "no dejes para mañana..." seguro que la experiencia es muy buena.

      Eliminar
  7. Y donde andaba yo para perderme esta torta???
    Pues me parece original, y consistente, vamos de las que metes en el café y se la bebe ella solita, pero menudo sabor tiene que tener, esa costra con aspecto de haber hecho " plofff " en el horno me ha encantado.
    Qué libro más interesante, a mí es que estas reliquias me encantan. Ando estos días mirando unos que tengo, que también son viejitos, y me hacen gracias las fotos.......como me harán ver las mías dentro de tiempo.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita, es muy agradable recibir vuestros comentrarios, que sin duda agradezco mucho.