martes, 24 de julio de 2012

Sopa de Tomate y Algo de Relax

Que de vez en cuando hay que tomarse la vida más tranquila, de eso no hay duda y de cómo hacerlo en mi caso tampoco.
No tengo bosques verdes maravillosos cerca, ni cabañas donde encender la chimenea y salir a buscar lo que me dé la naturaleza, es lo que más me gustaría,  pero  la dificultad de estos tiempos que vivimos  no me permite viajar en busca de ello.
Pero tengo muy cerca algo que muchas personas ansían cada verano y que a veces, por tenerlo tan cerca, no valoramos demasiado.
Mientras aprovecho ésta cercanía con el mar, me dedico, nos dedicamos a leer, observar a la gente, soportar escuchar conversaciones cercanas que se vuelven sin interés en pocos minutos.

Pasear  lentamente por la orilla, sin imitar a esos que parecen querer quemar todas las calorías del año en una mañana. 

Sin agobios, mirando a los lejos como otros se adentran en el mar, no los envidio, le tengo un tremendo respeto al mar y soy algo "miedica".

Miro como la energía de los jóvenes, les permite imitar a sus ídolos de La Roja bajo un calor espantoso, Hay muchos que patean el balón descalzos, éstos deben ser un poco más listos y se calzan adecuadamente.



El verano se pasa mejor si se toma con un poco de relax, al menos unos días o unos ratos, que son los que nos podemos permitir la mayoría.
Y para comer nos gusta hacerlo en casa y así de sencillo, comidas que incluyan las verduras de temporada, fruta del tiempo y mucho optimismo, que nos hace mucha falta.

La receta: Sopa de tomate.
1 kilo de tomates muy rojos
1 cebolla grande
1 pimiento verde de asar
2 ó 3 dientes de ajos
aceite de oliva (suficiente para cubrir la cazuela)
un chorro de vino blanco
pan del día anterior (o del anterior)*
espárragos verdes
taquitos de jamón serrano
sal y pimienta
--------------------------------------------
Tan sencillo como esto:
En una sartén con tapa  y cazuela se pone el aceite a calentar, se sofríen la cebolla picada, el pimiento picado y los ajos. Cuando esté pochado se añade el tomate triturado previamente o muy cortado (este proceso lo hago con el robot y no deja nada de piel)  
Dejamos que se sofría un poco y añado la sal, pimienta y el vino, dejo cocer.
Mientras voy cortando el pan de esta forma, como si fuera para sopa. Nada como el pan casero para este receta.
Añado el pan y un vaso de agua, con una cuchara de palo se va machacando el pan para integrar completamente con las verduras y se va añadiendo el agua que pida sopa.
En este punto algunos pueden decir que ¿cómo pide el agua la sopa? sencillo, debe quedar absorbida el agua por el pan, tierno el pan y ni seco ni aguado.
Para servir en la mesa yo pongo los espárragos y el jamón pero hay quien le pone chorizo, eso va en gustos.

¡Que la disfrutéis! 





lunes, 16 de julio de 2012

Cake de Chocolate y Vainilla


Este fin de semana ha sido de esos en los que no se para, yo digo que cuando hace mucho calor el cuerpo te pide calle y aprovechar los momentos que se puede  es la mejor opción, así que para cocinar no he empleado mucho tiempo, pero tengo la bendición de que en casa la cocina nos gusta a todos, y si no se mete la mamá en ella lo hace alguna de las hijas. Este cake lo hizo Dámaris, aprovechando que está en casa estos dos meses hasta volver a irse a continuar los estudios, se pone su delantal y le viene la inspiración. Normalmente me consulta si algo "pega"  o no con algo, pero cada vez menos, pues se está convirtiendo una buena repostera.

Ingredientes:
3 huevos 
200 g de azúcar
100 g de mantequilla derretida
esencia de vainilla
1 yogur natural
170 g de harina
40 g de chocolate derretido
2 cucharadas pequeñas de cacao desgrasado
1 ct de levadura química
1 pellizco de sal
Preparación:
Precalentar el horno a 170º. En robot o batidora se ponen los huevos y azúcar  y se mezclan, cuando espumen se añade la mantequilla y el yogur, la esencia, el chocolate derretido, sal y el cacao. seguir batiendo y  añadir la harina con la levadura tamizada.
Pasar al molde engrasado y hornear unos 20-25 minutos.

Os dejo un vídeo que grabaron en hace una semanas las dos, Ana detrás de la cámara, donde se siente 
siempre muy a gusto. También os invito a visitar su tienda vintage
Feliz semana!




sábado, 14 de julio de 2012

Angel Food Cake

Hola de nuevo. Han pasado bastantes días desde la última receta y algunos seguidores ya me estaban preguntando qué pasaba. Pues nada realmente y mucho.


Desde el final del mes de Junio me he tomado estos días como una especie de relax  mental y de re-colocación también mental, de muchas cosas pendientes. Libros empezados y que no se terminaban de disfrutar, películas que quería ver, siestas que necesitaba dormir, conversaciones que no podían esperar y ratos junto a personas que me importan y a las que no quiero dejar de sentir cerca.
A todo eso le añado, la lectura retrasada que iba acumulando de blogs que no son de comida, sitios de los que fluye inteligencia a raudales y que consiguen llegar a estimular mis sentidos.
Pero ¡ojo! que también he cocinado, así que os "atosigaré" unos días con recetas que he ido haciendo y con alguna que otra sorpresa  para el mes de agosto.

Llevo mucho tiempo con el antojo de hacer el conocido Angel food, y viendo versiones a cual más apetitosa, pero al no tener el molde adecuado lo iba aplazando. Sé que se puede intentar en otros moldes usando el truco de la botella para desmoldarlo.
En Jerez tenemos ahora la suerte de tener una tienda que nos surte de todo lo necesario para nuestro blog culinario, si bien se trata de un comercio con verdadera solera aquí, es desde hace un  tiempo  que  Reyes se esmera en conseguir todas aquellas cosas que las blogeras le pedimos y, yo he tenido por fin la ocasión de tener este molde sin tener que pagar gastos de envío. Esto os lo cuento porque sí, por fomentar nuestro comercio, nada me llevo:)





El Angel food o "pastel  comida de ángel", es una receta clásica de la repostería de EEUU del siglo 19. Por la ligereza que adquieren las claras montadas, la poca cantidad de harina  que lleva y su falta de grasas, se convierte en un bizcocho ideal para tomar siempre. Yo tuve mis dudas en cuanto a las maravillas que hablaban de él, pero después de mi primer A.Foog tengo que decir que  la Red velvet y él, forman mi dúo favorito en cuanto a dulce.
Os dejo la receta de tal como la hice. La que me sirvió de base fue la del mi admirado blog repostero
 Aliter Dulcia, un blog que os dejará siempre un sabor exquisito pues detrás está un persona que lo es.



INGREDIENTES:
9 claras
100 g de harina de repostería
1/2 cucharadita de sal
200 g de azúcar (yo usé Truvía)* Os hablaré más adelante acerca de este producto daré mi opinión.
1 cucharadita de cremor tártaro
2 cucharadas de extracto de vainilla

Preparación:
Precalentamos el horno a 170-180 º dependiendo de cada uno.
En una batidora con varillas ponemos las claras, la sal y el cremor, mezclamos un poco y comenzamos a montar las claras. hasta que estén brillantes, añadimos entonces el aroma de vainilla y el azúcar tamizado y seguimos batiendo. Las claras  deben tener un punto justo que se formen picos.
Con la espátula haciendo movimientos envolventes introducimos la harina tamizada, con cuidado de que no se bajen las claras.
La particularidad de este molde es que no hay que engrasarlo, ya que el material ayuda a que la masa se agarre a las paredes y obtengamos ese tamaño,  así que tal como terminamos de mezclar, lo llevamos al molde y con cuidado se va alisando para que suba uniforme.
Se hornea 30 minutos aprox. 
El paso siguiente es el desmoldado; una vez fuera del horno, se coloca boca abajo en la encimera. Esas patitas del molde consiguen que el aire pase y no se hunda, al menos debe estar una hora. Al enfriarse pasamos una paleta por el borde y se extrae parte el molde. Nos queda esperar un poco más para terminar de sacar el resto del pastel de la parte que forma el rosco.


Os dejo algunos sitios interesantes donde podéis conocer mucho más acerca de los Angel Food.

Aquíaquí o aquí. 


















´Tambien puedes ver...

Related Posts with Thumbnails